13 noviembre 2020

SEAT cuenta con 70 años de historia, con creaciones que tienen tras de sí la deportividad más premium. Esta característica no solo pasa por un diseño, sino por el comportamiento y las prestaciones: una de las máximas de SEAT a lo largo de las décadas.

La firma ha sabido sorprender al público mientras incorporaba todos aquellos extras que los pilotos han ido necesitando en su día a día. Algunos de los coches que fueron iconos para la firma son el SEAT 850 Coupé, lanzado en el año 1966; el SEAT 1200 Sport, de 1975; el SEAT Fura Crono, de 1981; el SEAT Ibiza SXi y el SEAT Ibiza GTI.

En la actualidad uno de los coches que más encaja dentro de la definición deportividad es el Ibiza FR, un vehículo de quinta generación que ha incorporado el acabado FR deportivo. Dispone de un motor 1.5 TSI de 150 CV, aunque también dispones del SEAT Ibiza 1.0 FR de 110 CV. La suspensión de este vehículo está rebajada 15 mm respecto al modelo normal, por eso tendrás mayor agilidad, además de poder elegir los modos Normal y Sport.

La deportividad siempre con SEAT

Dispone de más de cuatro metros de longitud, con espacio suficiente para cinco adultos, con cinco puertas para acceder y una iluminación sport. En el ámbito de la tecnología incorpora frenada automática en la ciudad, control de crucero, reconocimiento de fatiga y muchos extras que harán tus desplazamientos menos exigentes.

Comprueba por ti mismo cómo ha evolucionado el espíritu sport de SEAT, visitando Iruña Motor. En tu concesionario oficial SEAT dispones de este modelo único, que cambiará tu forma de entender la conducción.